Mejorá Tus Ensaladas en 3 Pasos

Sip, ya sabés que somos fans de las ensaladas tooodo el año pero hay que admitirlo, la mejor época es esta! 

Ya llega el calorcito y dan ganas de comer más cosas frescas + te acordás que se viene la hora del bikini y querés estar en tu mejor momento! Y podés! 

Más ensaladas sin duda ayudan! Pero ojo, no estamos hablando de la mixta con lechuga y tomate. Nada en contra del clásico, pero si querés realmente cuidar a tu cuerpo (y no aburrirte en el proceso!) es fundamental VARIAR y llevar tus ensaladas al siguiente nivel. 


Te pasamos 3 tips para que tus ensaladas sean completas, te dejen satisfecha y te hagan extra bien. 



1. Variá tus verdes! 

¿Sos de usar solo lechuga? Variala! Usá la lechuga morada, la crespa, animate con un poco de mizuna o rúcula para darle un picantito. O si querés cambiar completamente usá berro, espinaca o kale como tu verde principal. 

 


2. ¿Agrego Proteína o No? 

Las ensaladas no tienen porqué ser vegatarianas o veganas para ser excelentes. Y de hecho, aunque lo sean necesitan un aporte proteico para ser balanceadas, completas y poder llamarse un verdadero plato. Sino, serían una guarnición y no queremos eso, queremos que tu plato entero sea una deliciosa y sanísima ensalada. 

Si comés carnes podés incluirlas en tu ensalada sin que sean el elemento principal del plato (pero sí te aporten). Camarones, unos trocitos de pollo o sardinas son excelentes opciones y te aportan proteína de muy buena calidad. Sip, somos más fans de la sardina que del atún porque el famoso atún, al ser de profundidades, tiene más alto contenido de mercurio (no lo comas más de una vez por semana!). 

También podés elegir proteínas veggie, nuestra favoritas: huevo duro o ricota light. 

 



3. Una buena base! 

A veces pensamos que las ensaladas son puro verde… pero nop! Una comida fresca y fría como la ensalada de verano es excelente para complementar con unos “good carbs” -- esos carbohidratos de los buenos que te ayudan a balancear la comida, te mantienen satisfecha por más tiempo (o sea: a no picotear toda la tarde!), nivelan el índice glicémico de tus comidas que es fundamental para adelgazar, y por si fuera poco completan la proteína de tus platos cuando los combinás con unas semillitas. 


Algunas ideas:

• Quínoa (blanca, roja, negra), mijo, cuscús, trigo burgol, arroz urumati, pastas de grano duro, polenta.
• Boniato, papa (al horno quedan tan delis…).
• Lentejas, garbanzos, porotos blancos (probalos fríos en verano! Yum!) 

 


Un último tip para disfrutar mucho más tus ensaladas: presentala liiiinda. Tomate el tiempo de cortar lindos los verdes y otras verduras que estés usando, de presentar bonitos los toppings o aderezos y servirla en tu bowl favorito. Así, comer una ensalada es toda una experiencia y se disfruta. Poné estos tips en práctica y no te sorprendas si pronto tu plato favorito es una ensalada! 😉 





Probalos. Después nos contás! 

¿Querés más?

Sumate a nuestro Mailing para recibir los últimos artículos, recetas + cada tanto, promos exclusivas que no vas a ver en ningún otro lugar. 

Cuando te sumás también te enviamos la Guía Detox Para Bajar de Peso de regalito de bienvenida!

No worries, tus datos van a estar seguros y nunca los compartimos.

Close

Descarga Gratis

El paso a paso para bajar de peso y deshincharte con un detox. Ingresá tus datos abajo y descargá la Guía. Te va a encantar lo que un detox hace por ti!