¿Cenando Muy Tarde?

Si estás cayendo en cenar super tarde prácticamente siempre, es hora de cambiar el chip. 


Lo sé, no estamos en Europa y aquí es más difícil terminar el día temprano. Tal vez, estás a full con ese proyecto final en las únicas horas que te quedan libres, te anotaste a un curso de facu en la noche o tus peques terminan sus actividades tardísimo y entre el tránsito y que llegás a casa y cocinás y uuy son las 22.30hrs. (Con suerte). 

Lo admito: este tema de cenar tarde me persiguió por décadas y ahora que finalmente puedo decir que quedó atrás… wow. Soy otra. Me levanto más descansada, se me fueron temas digestivos, me siento más organizada y hasta elijo mejor mis cenas. 

No fue de un día para el otro, pero de a poco fui cambiando mis horarios para cenar más temprano, acostarme más temprano y despertarme más temprano. Al principio cuando la dinámica del trabajo requería estar en pie 5.30 am, el cuerpo acompañaba a pura voluntad pero sacrificando más y más horas de sueño, porque no importaba cuanto lo intentaba terminaba acostándome a altas horas. Hasta que mi cuerpo (y lo admito, mi humor) me dijeron baaaaasta. Tenía que seguir levantándome temprano así que era cuestión de acostarme más temprano y la magia de realmente lograrlo estuvo en cenar tempranito. 

Tal vez, vos no necesitás levantarte a las 5.30am pero hay mucha magia en mover tus horarios para que acompañen un poquitito más al ritmo natural del Sol. Por eso hoy te quiero contar mis estrategias para lograr organizarme y cenar temprano + esas 3 razones que me motivaron como nada (y pueden resonar contigo también!) 



 

Las 3 Razones Para Cenar Más Temprano

 

RAZÓN #1. MAXIMIZAR LOS ESFUERZOS



¿Sabías que cuando dormimos el cuerpo se reconstruye acorde a los estímulos del día? Sip, se va a reconstruir diferente según nuestra alimentación, el ejercicio del día, cómo manejamos el estrés, el tiempo al aire libre y miles de otras condiciones. 

El tema es, cuando no dormimos lo suficiente o estamos sacrificando calidad de sueño, el cuerpo no entra en las etapas de descanso realmente reparadoras. O sea, nuestros esfuerzos en crossfit o por terminar ese jugo verde no rinden tanto. *Uffa!* 

¿La buena noticia? Dormir de 7 a 9 horas y pequeños cambios para cuidar la calidad de nuestro descanso cambia todo y es nuestra mejor estrategia para maximizar los esfuerzos que hacemos durante el día. 



RAZÓN #2. CUIDÁ TU DIGESTIÓN



¿Sos de cenar e irte a la cama enseguidita? 

Solo cambiar este hábito puede ser EL paso que cambia tu vida y te ayuda a maximizar todos esos esfuerzos como veníamos hablando. 

Darle tiempo a tu cuerpo de hacer la digestión es fundamental. Hay quienes somos más sensibles en esto que otros pero lo ideal es esperar unas 2 horas entre tu cena y tu hora de ir a la cama, para asegurarte que no se te corte la digestión mientras dormís. Dormir mientras estás haciendo la digestión disminuye la calidad de tu descanso y puede ser la razón por la que levantás como socada, sin ganas de desayunar ni de nada. 

Puntos bonus si cenás liviano. 



RAZÓN #3. TE LO MERECÉS



Sea dónde sea que estés en este momento de tu vida hay algo seguro y es que te merecés lo mejor. Te merecés cuidarte, te merecés mimarte un poquito más, vivir en tu mejor versión física y mental. Dormir más es cada una de estas cosas. 

Si estás sacándote horas de sueño para ser más productiva, hay miles de estudios que muestran que vas a estar más concentrada y rendir más si dormís bien. Y si sos como yo que siente que ese ratito de la noche tranquilo, en que todos se durmieron es el único momento que tenés para vos, es hora de saber que dormir también es un momento para vos y cuando estás descansada es mucho más fácil readueñarte de otros pequeños momentos todos ti. 

Te merecés dormir más y mejor. Ahora tenés letra para darte permiso y disfrutarlo. ;) A-de-lan-te! 


 

3 Estrategias Para Logralo!


¿Tas convencida que tenés que cenar más temprano y dormir más? 

Van 3 estrategias para lograrlo.
Cuando cenás temprano, irte a la cama antes va a ser casi automático. 



ESTRATEGIA CENAR-TEMPRANO #1


Armá tu Calendario Menú. 

Llegar a casa y ponerte a pensar quéeee vas a comer te hace perder horas. Literalmente. Y aún peor, muchísima energía. 

Si pensar en organizar tooodo tu menú semanal es mucho para ti, enfócate solo en las cenas.
Te contamos nuestras estrategias para organizar tu menú aquí. 



ESTRATEGIA CENAR-TEMPRANO #2


Cená apenas llegues a casa. 

Esto es especialmente importante si llegás tarde o si sentís que el tiempo no te rinde. Tal vez llegás a casa relativamente temprano y hasta tenés en mente qué vas a cocinar pero llegás y te das cuenta que no había tomates, o no había comida para tu perro y tenés que salir yaaa a buscarla, o tu peque necesita ayuda con los deberes, tu novio finalmente quiere sentarse a hablar sobre esos planes para las vacaciones o bueno… ya sabés: el tiempo tiene una forma especial de volar. 

La solución es simple y cuando te enfocás es más fácil de lo que parece. Enfocá toda tu energía en llegar y cenar.
Si tu novio quiere charlar le decís “Buenísimo! Ya vengo con la sopa – querés una?”. Sentá a tus peques a la mesa de la cocina a ayudarlos mientras vas comiendo tu cena (si hoy no toca cena en familia), y llamá al super de la esquina que te traigan la comida para tu mascota. 

Tip: tené tu cena en la heladera o freezer esperándote.
Un smoothie power o un pan de pita con leftovers también son perfectos.
Me encanta tener siempre pan de pita y humus en la heladera o freezer. Lo relleno con lo que sea que sobró de la semana, o un toque de humus o ricotta + verdes. Pronto. 



ESTRATEGIA CENAR-TEMPRANO #3


Pedí ayuda y delegá. 

Tener un sistema de apoyo cambia todo. Una tiende a querer hacer toda una misma y ya. Incluso a veces pensamos que nadie puede o quiere ayudarnos. Pero cuando pedimos ayuda, nos tiende a sorprender cuantos “sí” recibimos.

Tal vez tu marido se empieza a encargar de la cena esos días que vos llegás tarde, o tal vez pedís la comida pronta 3 veces por semana. O tal vez no tiene nada que ver con la alimentación pero te alivia el día y te permite llegar con otras ganas a casa. Tomate 15 minutos y pensá dónde en tu día estás necesitando pedir ayuda. 

Cuando estás cambiando de hábitos y haciendo el esfuerzo de cuidarte más, al principio cuesta. Por eso es tan importante ser FLEXIBLE contigo misma, tratarte con cariño y tenerte paciencia cuando las cosas no salen como querías. Ir paso a paso, de forma gradual y sumando cada vez más hábitos y tips te cambia. 
Pensá que estás potenciando tu vida; empezás por este tip simple pero luego ese tip chiquitito va a ser la plataforma para el tip 2, 3, 4… y de pronto: boom! Estás cenando temprano, tenés la comida organizada, todo fluye y hasta te dormís dos horas antes + sentís la diferencia en tu energía, en tu humor, en cómo encarás el día y como disfrutás de tu familia, de tus hobbies y de tus sueños. *Woohoo!* 




¿Querés más?

Sumate a nuestro Mailing para recibir los últimos artículos, recetas + cada tanto, promos exclusivas que no vas a ver en ningún otro lugar. 

Cuando te sumás también te enviamos la Guía Detox Para Bajar de Peso de regalito de bienvenida!

No worries, tus datos van a estar seguros y nunca los compartimos.

Close

Descarga Gratis

El paso a paso para bajar de peso y deshincharte con un detox. Ingresá tus datos abajo y descargá la Guía. Te va a encantar lo que un detox hace por ti!