¿Adelgazo haciendo Días de Líquido?

Lo séeee… es tentador.

Es plena primavera, tal vez este invierno fue más loco que nunca y querés ver resultados YA.

Además estás a full.

Entre ese proyecto en el trabajo o ese examen final, querés estar ahí para tu familia, hay que llevar adelante la casa, empezaste finalmente una clase de flamenco online y siempre se juntan salidas en primavera. Tiempo para la cocina? Cerito.

Pero OUCH esos kilos rebeldes están ahí.

El solo pensar en tener que probarte un bikini hace que te contractures un poco, y no querés ni subirte a la balanza.

Es tentador buscar una solución mágica.

Es tentador hacer una dieta extrema por 10 días – aún  cuando tenés super claro que se viene un efecto rebote y que no es nada bueno para tu salud. Aún si sabés que los mejores resultados van a venir de un cambio de hábitos real, lo que tu corazón quiere es bajar esos 5 o 10 o 25 kilos ahora mismo y en este momento no te importa cómo.

 

Pero porfis no caigas en las dietas extremas esta temporada.

No te sumes a una keto, ni a días de líquidos, ni a la dieta de la luna (y mucho menos sin supervisión médica).

 

Vos te merecés más que eso.

Y creeme, vos podés.

 

Lo cierto es que visualizarnos cambiando de hábitos puede ser bravo.

Es casi como ser otra persona, o no?

Sabemos que va a dar trabajo (aún más trabajo que pasar hambre con esa dieta loca!).

Sabemos que va a haber resistencia en casa si nos ponemos a comer sanito y también una resistencia interna.

Y algo nos dice que capaz que vemos un cambio inicial rápido pero los mejores mejores resultados llevan su proceso.

 

Y si empiezo… ¿podré mantenerlo?

¿Cómo sé si es para mí?

¿Valdrá la pena volver a intentar?

 

Respondo por ti: SÍIIIII!

Cada experiencia que tuviste antes te ayuda a llegar a dónde estás hoy. Tal vez te ayudó a ver qué NO volver a hacer, pero incluso eso vale. Ahora dejá de perder tiempo y energía y darle vueltas al tema, y pasá a la acción con un cambio saludable.

 

Sé que estás pensando que no podés con un cambio real o que no tenés tiempo o la fuerza de voluntad, pero yo creo en vos.

Creo en vos porque me veo reflejada en tus preguntas, en tus dudas, en esas resistencias que estás sintiendo. Las sentí yo cuando tuve que encarar un cambio de hábitos y lo veo todo el tiempo en las chicas que hacen el Plan Detox de 30 días o trabajan en consultas con nosotras. ¿Y lo lindo? Las vemos salir adelante! Vemos que se puede cuando están las ganas, y que esos detalles que hacés hoy suman.

 

Si querés un cambio real y podés sumarte al Plan Detox de 30 días te lo recomiendo un montón.

Pero sé que por un tema de tiempos o diferentes motivos tal vez no es para ti.

Pero OJO, tal vez no te sumes al Plan pero quiero que síiiii te sumes a comer mejor.

 

Tres consejos que te cambian todo:

 

#1. Empezá a tu ritmo.

Está bien empezar suave y flexibilizar.

 

#2. Regalate tiempo.

La constancia es clave porque los mejores resultados vienen de tus hábitos.

 

#3. Disfrutá los beneficios extra.

Viste como cuando hacés una dieta extra estás irritable, de mal humor, sin energía y te duele la cabeza? Ugh!

Cuando elegís bajar comiendo saludable no solo no te pasan esos “efectos secundarios”, sino que generás beneficios extra de los buenos como que tu piel brilla por la cantidad de nutrientes, reforzás tu sistema inmune, mejora la energía, la digestión y tantas otras cosas que la alimentación impacta directamente.

Es mi parte favorita de comer bien: un cambio saludable te hace bien en muchos niveles.

Así dan ganas de comer kale!

Y lo mejor es que cuando vas sintiendo la diferencia de energía, te dan más ganas de ir al gym, que te ayuda a ver esos resultados en la figura más rápido; mientras tanto también te dejó divina la piel, que te gana unos cumplidos por ahí y te motiva a seguir con el jugo verde; que a su vez te regula en el tránsito y eso te hace sentir más cómoda y hasta de mejor humor y así seguimos pum para arriba!

 

 

Animate al cambio de verdad.

Dejá de tirarlo para adelante y empezá con lo que puedas hoy.

Dejá de pensar en "atajos" como esos días de líquidos, porque vos ya lo sabés -- sí, pueden sentirse los resultados rápido pero igual de rápido se van. Y al final... el "atajo" termina haciendo el camino más largo, porque tenés que volver a empezar. Empezá ahora con un camino que vale la pena y elegí una vida saludable de verdad.

 

Si estás para empezar con todas las pilas o simplemente necesitás una mano para empezar, te recomiendo pila el Plan Detox de 30 días.

 

Andá a tu ritmo, usá las herramientas que ya tenés dentro tuyo, tenete confianza y adelante.

Vos podés!

¿Querés más?

Sumate a nuestro Mailing para recibir los últimos artículos, recetas + cada tanto, promos exclusivas que no vas a ver en ningún otro lugar. 

Cuando te sumás también te enviamos la Guía Detox Para Bajar de Peso de regalito de bienvenida!

No worries, tus datos van a estar seguros y nunca los compartimos.

Close

Descarga Gratis

El paso a paso para bajar de peso y deshincharte con un detox. Ingresá tus datos abajo y descargá la Guía. Te va a encantar lo que un detox hace por ti!