5 Formas de Mejorar tu Descanso (sin sumar cantidad de horas)

Sé honesta… con estos tiempos de estrés, la incertidumbre y los cambios de rutina, tal vez estás más en casa pero... ¿descansás bien?

Priorizar no solo tus horas de sueño sino su CALIDAD es clave para sentirte en un mejor momento y sí, para tu inmunidad. Relegar el sueño para más adelante es un clásico en nuestra sociedad y muchas de nosotras sentimos que debemos estar siempre corriendo o ocupadas. Pero descansar es más importante de lo que pensás -- incluso para tu productividad. Motivate con los beneficios lindos del descanso y descubrí 5 claves para dormir mejor:

 

Los Beneficios de un Buen Descanso

Cuando dormimos el cuerpo se reconstruye acorde a los estímulos que le generamos en el día, desde la alimentación al ejercicio. En otras palabras, todas las cosas buenas que estás haciendo por tu cuerpo generan el cambio en tu cuerpo mientras estás durmiendo. *Wow*

La recomendación de los expertos es cuidar la cantidad y calidad del sueño.

Cuando se trata de cantidad no te engaaaañes el 96% de nosotros el tiempo necesario de sueño es de 7 a 9 horas diarias y aunque una siesta de 20 minutos sí es reparadora no se recomienda “compensar” sino ir generando una rutina dónde llegamos a nuestras horas nocturnas más o menos siempre en el mismo horario.

El cuerpo te lo agradece con infinidad de beneficios pero estos cinco enamoran:

 

  • Ayuda a bajar de peso (y mantener tu peso ideal)
  • Reduce el estrés
  • Es cardio-protector
  • Mejora la memoria y la creatividad
  • Reduce el riesgo de cáncer

 

 

5 Formas de Dormir Mejor

 

#1 Bajá las luces.

Cuando vaya llegando la nochecita, acompañá la caída del sol con las luces de tu hogar. Resistite a prender todas las luces y simular el mediodía, porque tu cuerpo no se entera que ya es de noche y le va a costar más dormirse profundamente.

Aprovechá y creá un lindo ambiente – probá qué luces quedan más lindas y usá siempre una veladora en tu cuarto.

Es especialmente importante en tu habitación. Probalo al menos 20 minutos antes de dormir.

Y sí, dormir en total oscuridad mejora notablemente la calidad del descanso. Aprovechalo usando cortinas adecuadas y ¿por qué no?... una máscara de ojos.

 

 

#2 Desconectate 20 mins antes de dormir.

Si seguís mirando el cel hasta un minutito antes de dormirte, no le das tiempo a tu cerebro de desenchufarse de todo el estrés del día. Puede ser que te duermas inmediatamente por el cansancio, pero tu cerebro sigue a mil y no vas a descansar igual de bien. Hasta te puede despertar "porque si" en la mitad de la madrugada.

 

 

#3 Llevate un tecito de manzanilla o lavanda a la cama.

Nos encanta la clásica manzanilla porque no solo nos ayuda a dormir, literalmente, también está llena de antioxidantes, que nos protegen de los radicales libres (sip, es anti-age y anti-cáncer), ayuda a la circulación (para evitar várices y cuidarnos contra enfermedades cardiovasculares), es antiinflamatoria, buena para la salud dental y sip, varias cosas más! *Whoa*

Eso sí, a esta hora evitá el té porque te despierta (sip, té verde incluido).

 

 

#4 Más jugo verde!

Darle a tu cuerpo lo que necesita en alimentación le permite funcionar mejor de día y de noche. Y a vos disfrutar más de todo tu tiempo.

Hay una relación muy fuerte entre la salud de tu flora intestinal y el sueño, por eso vale la pena no solo tomar jugo verde, sino mejorar tu alimentación y si lo necesitás sumar probióticos. Esto último es especialmente útil si tomaste muchos antibióticos recientemente.

Priorizá los alimentos ricos en magnesio para beneficios dobles a la hora de dormir – sip, ya de pique el jugo verde es rico en magnesio por sus hojas verdes, pero podés potenciarlo sumando spirulina, chlorella o brócoli.

 

 

#5 Todo a sus horas

Cuidar los horarios hace una gran diferencia para la calidad de tu sueño y tiene el plus extra que te organiza, algo clave si estás tratando de irte a la cama más temprano.

Cuidá especialmente estos horarios:

  • Dejá la caféina, teína y mateína afuera al menos 6 horas antes de dormir.
  • Dejá el alcohol afuera al menos 2 horas antes de dormir.
  • Cená al menos 1 hora antes de irte a dormir (si son dos mejor). Cuando dormimos, automáticamente se corta la digestión, y esto no solo nos hace dormir mal, sino que no se absorben los nutrientes y nos levantamos al otro día pesados, hinchados y claro… sin ganas de desayunar. *Uff*

 

 

Esta semana que estás más liberada, proponete aplicar estos tips y obsérvate cómo te sentís.

Sé que algunos cuestan más que otros (chau pantallas, ouchy!?), pero acordate por cuál empezás va en ti – si te encanta el desafío o resonó contigo que tu mayor obstáculo hoy son los horarios, enfócate en esto; si ves que lo que sería viable de probar esta semana es el blackout total de oscuridad, adelante.

Todo suma y hace la diferencia. Cuidar tu descanso es cuidarte.

#VosPodés

 

¿Querés más?

Sumate a nuestro Mailing para recibir los últimos artículos, recetas + cada tanto, promos exclusivas que no vas a ver en ningún otro lugar. 

Cuando te sumás también te enviamos la Guía Detox Para Bajar de Peso de regalito de bienvenida!

No worries, tus datos van a estar seguros y nunca los compartimos.

Close

Descarga Gratis

El paso a paso para bajar de peso y deshincharte con un detox. Ingresá tus datos abajo y descargá la Guía. Te va a encantar lo que un detox hace por ti!