3 Tips Para Regularizarte

Pah! 

Nada más incómodo que estar mal de la panza. Sentir que siempre tenés que desabrocharte un botón después de comer, no estar del todo segura como te va a caer esa comida y siempre verte un poco “hinchada”. 

Cuando nos regularizamos en el tránsito muchas de estas molestias se van solas, te sentís mejor y te ves mejor.

Tantas veces sentimos que no hay una solución real, que “siempre me pasó” o “yo soy así” y ni intentamos mejorar. Para colmo de males sentimos que solo nos pasa a vos… No temas, con la dieta típica de hoy en día, el mix de estrés, falta de regularidad en los horarios y una vida bastante sedentaria nos juega en contra. Por eso cuando estamos atacando un problema de siempre tenemos que pensar en una solución integral. Van tres claves que te cambian: 



1. Semillas de Lino & Chía



Seguro que escuchaste que una alimentación rica en fibra favorece el tránsito, y es así, lo que es aún mejor es que el alimento sea rico en fibra y las semillas de chía o las de lino se llevan un premio en esto. 

Un par de cucharadas diarias marcan la diferencia, y son muy fáciles de integrar a tu día normal. 

Nos encanta usarlas sobre ensaladas y sopas, incluso quedan muy bien sobre tus tostadas de la mañana – sea sobre una tostada o galleta de arroz con palta o con mermelada. Las semillas de chía son más versátiles aún, podés sumarlas a un vaso de agua con limón o hacerte un chía pudding rápido de desayuno. Tanto el lino como la chía también quedan muy bien en smoothies; para un efecto extra agregale también un poquito de aceite de coco. 



2. Más Agua



Un clásico error cuando queremos mejorar el tránsito intestinal es aumentar el consumo de fibra, pero olvidarte de aumentar el líquido y termina siendo contraproduscente. Ouch! Si estuviste comiendo muchos más verdes, sumaste granos integrales o venís prefiriendo siempre la quinoa pero no sentís un cambio real o incluso te parece que estás peor que antes, es muy posible que no estés tomando suficiente líquido. 

Priorizá el agua, sea sola o saborizada con trozos de verduras o hierbas. Las aguas saborizadas son una excelente opción cuando no estamos acostumbrados a tomar agua y sus nutrientes hidrosolubles contribuyen a la hidratación. Nos encanta la combinación de limón, menta y jengibre – si es orgánico, mejor. 



3. Mágico Magnesio



Una alimentación rica en magnesio es la ayuda extra que podías estar necesitando, la mejor parte es que muchos alimentos ricos en magnesio también son excelente fuente de fibra. Los vegetales de hoja verde son los más ricos en magnesio (priorizá la espinaca y el kale), también se destacan las almendras, la avena, las semillas de calabaza, los porotos negros y algunos pescados como el salmón o el atún

Para asegurarte tu aporte de magnesio, empezá tu día con un buen vaso de jugo verde a base de kale o espinaca, apio, pepino y un toque de fruta. 
Tip extra: preferilo frío para ayudar más al estímulo. 



Un tip más: tené constancia con estos hábitos. Nada funciona por probarlos un solo día, o bueno tal vez sí nos viene bien en algún día puntual, pero lo que realmente queremos es olvidarnos para siempre del tránsito lento, regularizarnos y mantener esta nueva forma de funcionar. Por eso es tan importante no solo sumar esas semillas de chía a tu comida de hoy sino dejarla a mano en tu cocina para integrar a diario en diferentes preparaciones, hacer de tu dieta más rica en magnesio como base y generar la rutina de tomar más agua no solo hoy o esta semana sino como método. 

Lo más lindo es que estos tres tips te van a ayudar en muchísimos cosas más y eso motiva (más aún!) a mantener los buenos hábitos. 

¿Querés más?

Sumate a nuestro Mailing para recibir los últimos artículos, recetas + cada tanto, promos exclusivas que no vas a ver en ningún otro lugar. 

Cuando te sumás también te enviamos la Guía Detox Para Bajar de Peso de regalito de bienvenida!

No worries, tus datos van a estar seguros y nunca los compartimos.

Close

Descarga Gratis

El paso a paso para bajar de peso y deshincharte con un detox. Ingresá tus datos abajo y descargá la Guía. Te va a encantar lo que un detox hace por ti!