7 Formas Deliciosas de Usar Kale

El kale es EL superalimento rey del detox y de esas cosas que no podés dejar de probar. Te ayuda desde el cerebro hasta la piel, fomenta la desintoxicación natural y protege tu corazón. 

Es una hoja rugosa, bien oscura de la familia del brócoli y sip, puede parecer un poquito rara al principio e incluso un poquito dura la primera vez que la comés – pero creenos, vale la pena.
Todo se trata de saber cómo usarlo, con que queda rico y animarte a variar! 

Hoy te pasamos nuestras 7 formas favoritas de usar kale (la #3 te puede sorprender + sus beneficios más aún) 



El Top 7 para el Kale




1. Jugo Verde 

Agregar kale a tu jugo verde es una forma rápida y práctica de sumarlo a tu día. Si querés hacerlo más suave, mezclá mitad de espinaca y mitad de kale. Sumale alguna fruta, limón, apio y/o pepino y a la juguera! 



2. Smoothies 

La diferencia entre los jugos verdes y los smoothies (batidos completos) es que estos últimos conservan la fibra y el jugo no. Cada uno tiene sus beneficios y ambos son excelentes de integrar a nuestras vidas. Cuando los smoothies son hechos correctamente son balanceados y completos. OJO no cualquier licuado de frutas califica como smoothie, tiene que tener una combinación saludable y aportes correctos de proteína y hasta grasas buenas para que sean una comida de verdad. Una de las mejores formas de mejorar cualquier smoothie es asegurarnos que sea verde – sip, con un par de puñados de hojas verdes (como kale), poca fruta, un par de cucharadas de chía y una base líquida saludable como leche de almendras. 



3. Guisos 

Amamos un buen guiso con un agregado de hojas verdes. Cuando tu guiso de siempre esté casi terminado, agregá unos puñados de kale cortado (sin cabitos) para que se cocinen apenas. Este es un ejemplo perfecto dónde las hojas verdes diluyen las calorías de tu plato. Sí, como lo escuchaste, las hojas diluyen las calorías de tu porción y por eso son un must en todos mis guisitos de invierno. 



4. Sopas Cremosas 

El kale queda muy bien en sopas licuadas; vas a mantener todas sus propiedades sin el problemilla de que es durito. Probalo combinado con boniato o si usás papa que sea orgánica y de las variedades chicas. 



5. Ensaladas 

El kale es excelente como base de tus ensaladas frescas, sea como plato principal o guarnición. 

Para empezar, te recomendamos agregarlo como complemento a otras hojas verdes o a una ensalada bien variada, no lo pienses como una lechuga sino más bien como rúcula que (en general) se usa como un plus para tu ensalada. Otra forma en la que nos encanta sumarlo en ensaladas es en una como nuestra Ensalada Nro 2, con kale, garbanzos cocidos, manteca de almendras y un toque de granada. Impresionante! 

Un tip más: córtalo finito y sacale siempre los cabitos para que sea más fácil de comer. 



6. Kale Chips 

Son un snack liviano ideal para ente horas y quedan bárbaros en tu mesa de picadas. 

Cortá las hojas en tamaño fácil de comer -- “bites” – y sin los cabitos. Colocalos sobre una asadera aceitada (con aceite de oliva o de coco extra virgen). Podés condimentar a gusto con tu sal favorita, pimienta y/o cúrcuma. Van al horno unos 10 minutos y pronto. #yum 



7. En tus Horneados de Siempre 

Nos encanta sumar kale bien picadito a los horneados de siempre – sí, incluyendo a esas croquetas que tanto te gustan. Un plus verde y lleno de nutrientes les viene muy bien a las recetas que ya comés todos los días. 



Probalos!

Después nos contás...

¿Querés más?

Sumate a nuestro Mailing para recibir los últimos artículos, recetas + cada tanto, promos exclusivas que no vas a ver en ningún otro lugar. 

Cuando te sumás también te enviamos la Guía Detox Para Bajar de Peso de regalito de bienvenida!

No worries, tus datos van a estar seguros y nunca los compartimos.

Close

Descarga Gratis

El paso a paso para bajar de peso y deshincharte con un detox. Ingresá tus datos abajo y descargá la Guía. Te va a encantar lo que un detox hace por ti!